Acceso a la caja fuerte

<< Click to Display Table of Contents >>

Navigation:  Cifrado > Crear nueva caja fuerte >

Acceso a la caja fuerte

Previous pageReturn to chapter overviewNext page

Aquí puede introducir una contraseña para la caja fuerte. Para ello, haga clic en el botón Agregar.

Ahora introduzca la contraseña deseada en el cuadro de diálogo que aparece en Contraseña y Repetir contraseña. La contraseña solo se aceptará cuando ambas contraseñas introducidas sean idénticas. Esto le protege, por ej. de introducir una contraseña distinta por error de escritura y que después no pueda restablecerla más.

Haga clic en Agregar para activar la contraseña y luego en Continuar para cerrar la configuración de la caja fuerte.

Nota: Al crear la caja fuerte, puede introducir varias contraseñas diferentes y, de este modo, definir diferentes permisos. De esta manera, puede crear una caja fuerte para sí mismo, en la que usted pueda leer y modificar los archivos, y a otras personas con otra contraseña les permite que puedan leer el contenido de la caja fuerte pero no modificarlo.

Si selecciona la caja fuerte después de seleccionarla y hace clic en el botón Autorización tendrá las siguientes posibilidades de ajustes:

Editar el autoarranque: En cada caja fuerte existe un directorio llamado autoarranque. Cuando esta opción queda establecida en Sí, al abrir la caja fuerte se inician de manera automática todos los archivos ejecutables que allí se encuentran.
Abrir en modo "Sólo lectura": Un usuario que abra sesión con el método de acceso solo lectura, no podrá guardar ni modificar los archivos que encuentre en la caja fuerte. Este usuario sólo podrá leerlos.
Abrir como soporte extraíble: El software G DATA abre en el Explorador las cajas fuertes de datos como discos duros locales. Si desea que la caja fuerte sea visible en el sistema como soporte de datos intercambiable, active esta opción.
Uso compartido: Seleccionar esta opción permite el uso compartido del directorio de la caja fuerte para otros equipos de la red. Aviso: El acceso a la caja fuerte es posible en este ajuste sin tener necesidad de introducir una contraseña. En esta situación, recomendamos una elección cuidadosa y consciente del uso compartido de la caja fuerte. El uso compartido de la caja fuerte por todos los usuarios de la red no tiene sentido en esta situación, ya que en este caso los datos son accesibles para todos.
Cuando el usuario cierre sesión, cerrar también la caja fuerte: Esta opción debería estar activada habitualmente, ya que si la caja fuerte queda abierta después de cerrar la sesión de usuario, otros usuarios pueden ver el contenido de la misma.
Caja fuerte automática: Todas las cajas fuertes con esta propiedad pueden abrirse con un único comando.